Posteado por: Rafa "Corfú" | 8 marzo, 2021

Corfú IV: vuelve la aventura…!!!

   Con la venta del Corfú III creí, e intenté al menos, cerrar una etapa de mi vida, como en páginas precedentes os dejé de manifiesto. Andábamos por octubre del 18. Algunas vueltas daría la vida, como acostumbra, hasta llegar dos años después a la compra del que se ha convertido en el nuevo Corfú IV. Los veranos del 19 y 20 en “seco”, con apenas alguna navegación en barcos amigos y un charter en Grecia, me reactivaron el gusanillo de nuevo. El tsunami existencial en el que aun nos encontramos inmersos no ha hecho mas que provocar en mi una revisión total de objetivos vitales.

Primera foto del Corfú IV, fondeado en Andraitx, Mallorca.
Primera foto en Andraitx, Mallorca

Todo ello me llevó a lanzarme a la búsqueda del barco adecuado. Tras varios candidatos descartados por distintos motivos, me encontré bastante inesperadamente con el que seria elegido. De forma que el pasado septiembre de 2020 adquirí el “Bella Barca”, bonito nombre aunque irremediablemente destinado a ceder su sitio al obligado Corfú IV. Se trata de un Beneteau Oceanis 390, del año 91. En publicación a parte tendréis la descripción completa del barco.  

Celebrando…!!!

Lo siguiente fue el traslado de Mallorca a Málaga, viaje inaugural en el que conté en la primera mitad con la ayuda y compañía de mis grandes amigos y veteranos del Corfú III, Ale y Gonzalo. Desde la primera milla nos ofreció unas magnificas sensaciones, tanto en navegación a vela como a motor. El tránsito de Mallorca a Cartagena lo desarrollamos en cuatro singladuras, todas diurnas, ya que en una toma de contacto inicial, con un barco desconocido, la prudencia extra no es mala consejera. La primera noche fondeamos al norte de Ibiza, en Cala Portinaxt. De ahí cruzamos hasta fondear en Morayra, en la costa alicantina.

Atracados en Cabo de Palos

Mi querido Cabo de Palos seria la escala previa a llegar a Cartagena, parada, para mi, obligada en cualquier transito por la zona. En estas gratas singladuras fuimos alternando vela y motor, mayormente este ultimo, que el viento no acompañó demasiado.

Entrar en Cartagena significa mucho para mi
Mi viejo compañero siempre me espera…
La tripu se despide

En Cartagena se despediría esta primera tripulación del Corfú IV, ya que el inminente empeoramiento meteorológico aconsejaba una parada de varios días, parada que recibo con el máximo agrado. Ningún otro puerto me produce sensación tan gratificante al atravesar su bocana. Han pasado 18 años desde que la crucé en idéntico primer viaje con el Corfú I. Desde entonces lo he hecho en muchísimas ocasiones, que no han desvirtuado en absoluto la intima emoción que aun me produce. Evocación, sin duda, de aquella que sentía, allá por 1979, cuando la cruzaba siendo un “chiquillo”, alumno de practicas en mi primer curso en la Armada, a bordo de aquellos legendarios destructores los “cinco latinos”. Aquellas primeras navegaciones sembraron en mi lo que ya nunca me ha abandonado…

Una vez la meteorología tuvo a bien recomponerse pude retomar ya en solitario la ruta, que me llevaría a Garrucha, Genoveses, Motril y Benalmádena, para inmediatamente entrar en el proceso de mejoras en el que aun se encuentra y que os contaré en capitulo a parte.

Ahora solo queda disfrutarlo…!!!

(Esta publicación está configurada para su presentación en tablet u ordenador, no en telefonos moviles.)

Posteado por: Rafa "Corfú" | 8 marzo, 2021

Asi es el Corfú IV

   El Corfú IV es un Beneteau Oceanis 390. Construido en Francia en 1991. Como características principales tiene, una eslora de 11,60 mts. 3,90 de manga y un calado de 1,65 mts. El desplazamiento alcanza los 8.600 kgs. 

El aparejo es del tipo Sloop, a tope de palo, con velas mayor y génova, ambos enrollables. Además cuenta con un aparejo volante para un tormentín. Toda la maniobra de vela está reenviada a la bañera, siendo su manejo asequible para un tripulante en solitario.

Siendo este aspecto de carácter vital para la seguridad en la navegación a vela, ésta fue la primera parte de la extensa remodelación del barco. Se desarboló el palo y cambió totalmente toda la jarcia fija, o lo que es lo mismo, todos los cables de acero que sustentan el palo. Buena parte de la jarcia de labor, cabullería, igualmente se cambió. El enrollador de la vela de proa, genova, también lo cambié por uno seminuevo de mejores prestaciones. El sistema de enrollado de la vela mayor también fue sustituido por otro hecho a medida, mejorando este sistema notablemente. Aprovechando la oportunidad de tener el palo abajo, cambié las distintas luces y cableados, así como la antena de la emisora de radio. Para toda esta “operación palo” he contado con la dirección técnica de mi buen amigo y profesional Piti Estébanez, quien ya dirigió idéntica operación en el Corfú III.

De la propulsión se encarga un motor Mitsubishi-Vetus de 52 cv, que le proporcionan una velocidad de crucero de 6,8 nudos a un muy bajo régimen del 55% de rpm. De ello es en parte responsable una hélice tripala MaxProp. Y para completar la propulsión, cuenta con una potente hélice de proa, que apoya enormemente la maniobrabilidad en puerto.

Los 170 lts de gasoil que almacena le proporcionan una notable autonomía, gracias al reducido consumo. A este deposito le he instalado una tapa de registro y un sistema de visualización física del nivel de combustible, además de nuevas conducciones y prefiltro. El motor referido no es el original del barco, y si fruto de  una reciente motorización, encontrándomelo prácticamente nuevo.

El apartado eléctrico es el siguiente aspecto a modernizar. La instalación de 220v, para tomar suministro atracados, se ha renovado en su totalidad, incorporando un cuadro distribuidor con cuatro circuitos diferenciados, además de corte general debidamente protegido. La instalación de 12v se ha optimizado, reorganizando circuitos, pero sin gran intervención, ya que estaba aceptable.

El suministro de energía eléctrica en la mar es totalmente ilimitado y autónomo. Este sistema que he montado consta de dos placas solares que le aportaran la totalidad de la energía necesaria para operar todos los sistemas de a bordo de forma indefinida. Este capitulo es especialmente importante a bordo de un barco. Además de los dos frigoríficos, que son grandes consumidores, la “cisterna” del wc, así como la evacuación de sus residuos es a través de una potente bomba eléctrica. Como también lo es la bomba que mueve el agua de aseos, fregadero y duchas. Para la evacuación de esta última es necesaria una nueva bomba. La iluminación es toda de tipo Led, por lo que no es una gran preocupación, al igual que el potente sistema de sonido interior-exterior o las tomas usb para cargar los múltiples aparatos que normalmente portamos, teléfonos, cámaras, etc. etc.

La amplia bañera, espacio habitable a popa del barco, acoge cómodamente a seis tripulantes en ruta, hasta diez para ocasiones mas puntuales. Para disfrutar del baño, tiene una amplia plataforma de baño a popa, con escala para facilitar el acceso al agua. Dispone de ducha de agua dulce para después del baño.  Todo este espacio está protegido del sol por un amplio toldo.

La distribución interior consiste en la cocina-salón, el camarote principal a proa, dos camarotes dobles a popa, y dos aseos. De estos, uno cumplirá la única función de aseo (popa) y el otro solo la de ducha (proa). Cuenta con calentador de agua operable tanto en puerto, conectados a 220v de tierra, como en la mar, empleando el calor del motor para calentar el agua. Como se ha mencionado, dispone de dos frigoríficos, uno de nueva instalación, lo que permite la mejor gestión de las bebidas, alimentos perecederos o frutas y verduras. La cocina-horno, de gas, también se ha sustituido y mejorado el sistema de gas, para mayor seguridad.

Para el traslado a tierra desde los fondeos dispone de una embarcación neumática dotada de un motor fueraborda Yamaha 2,5cv. Este elemento se muestra practico e imprescindible en largas estancias en fondeos. 

El capitulo de la electrónica de navegación, se ha renovado totalmente, instalándose todo un completo sistema Raymarine, sobre un nuevo Navpod, con plotter de ultima generación de 9″, radar Digital, equipo de viento y piloto automático con brazo, potente y eficaz. 

Por ultimo, el tema legal. El barco navegaba bajo pabellón belga e inmediatamente inicié los tramites para su abanderamiento en España. Cosa nada fácil y bastante costosa. Pero inevitable ante el hecho de mi rechazo a navegar bajo otro pabellón que no sea el mío, el español. 

Este es el Corfú IV. Ahora solo queda disfrutarlo…!!!

Posteado por: Rafa "Corfú" | 6 octubre, 2018

Parte Final: El regreso.

Esto se acaba. Desde aquel lejano 28 de abril que salí de Benalmadena, llegó la hora del regreso a casa. Y no fue un momento grato. Durante las ultimas semanas había ocultado a mis acompañantes, y buenos amigos, la decisión tomada: El Corfú volvía a casa para su venta y mi retirada de todo este mundillo que me ha absorbido los últimos 17 años. De los motivos de tan drástica decisión ya os di cuenta en estas páginas, en el apartado “Despedida“, por lo que no ha lugar a repetirme en las motivaciones. Solo cabe añadir que desde final de julio, que asumí lo inevitable, lo mantuve en secreto, con el único fin de no empañar las vacaciones y disfrute de estas personas, a pesar que sin duda percibían mi estado anímico…  Pero llegado el momento, solo cabía afrontar el difícil proceso, que empezaba justo aquí, en Corfú, donde hace muchos años, 1995, también empezó, aun sin saberlo entonces, ésta peculiar aventura que han sido los Corfú I, II y III. Por tanto no había mejor lugar para iniciar el viaje final del Corfú, que me dispongo a relataros…

IMG_20180817_202457

Corfú, tenemos que despedirnos, pero solo por ahora…

Rodete de bomba de agua de refrigeración

El 19 de agosto, una vez desembarcados los últimos acompañantes, inicio el largo tránsito desde Corfú hasta Málaga, unas 2.000 millas, amenizadas con el clásico meteo inestable propio del final del verano Mediterráneo.

Al amanecer parto apurando las ultimas horas de buen tiempo, ya que se prevé un considerable empeoramiento del meteo. Pero no empieza con buen pie la ruta… A las pocas horas de salir detecto una subida de la temperatura del motor con el que navego en las primeras horas de la mañana ante la ausencia de viento. Como la mar está algo agitada, decido regresar a Corfú para tomar un fondeo protegido donde poder investigar la avería. El resultado era el previsible: el rodete de la bomba de agua estaba destrozado, aun cuando le restaban un buen numero de horas de uso para el cambio. Es de “nitrilo”, material que he podido constatar es mucho menos fiable que los tradicionales de goma. Fácil reparación, llevando el imprescindible repuesto a bordo. Para medio día estoy de nuevo en marcha, ahora ya sí con un buen viento para la vela.

Rápido desarrollo de un frente muy activo.

Mi intención inicial era saltar directamente las 275 millas, dos días y medio, que separan Corfú de la costa este de Sicilia, saltándome así la “suela de la bota” italiana. Pero las condiciones empeoran mas rápidamente de lo previsto, por lo que 24 horas después de la salida, a mitad de camino, opto por desviarme a Rocella Ionica, puerto bien conocido en la citada bota. Y la decisión no pudo ser mas acertada, ya que los siguientes cinco días he de quedarme en puerto viendo pasar frentes y tormentas muy virulentas.

20191212_173621-COLLAGE

Pasando el tiempo…

Los frentes se alternan con breves claros, que aunque no me permiten continuar mi ruta, al menos, si me dejan hacer un poco de turismo, darme un baño en la espectacular, y desierta, playa junto al puerto o hacer algo de ejercicio. La recolecta de chumbos entre las muchísimas chumberas de la zona también me entretiene en los ratos muertos…

Este puerto, en la Calabria italiana, estuvo durante años abandonado, por lo que era visita obligada al pasar por esta zona del Jónico norte ya que no había que pagar. La pega era que la bocana estaba aterrada y la entrada era bien peligrosa. Desde 2016 ya se encuentra explotado por una empresa y debidamente mantenido, dragado y cobrado…

20191212_173427-COLLAGE

Chumbos maduritos…!!!

La parte buena es que en Italia, los días de espera se hacen mas llevaderos con su buena comida… Sin tener que ir muy lejos, el restaurante del puerto y sus pizzas por “metros” hacen la espera mas llevadera… No es lo único que se puede disfrutar en la zona. Obviamente la pasta, como en toda Italia y en especial en el sur, es espectacular.

Pero después de cinco días de parón, el 25 de agosto, por fin el tiempo mejora por unas horas, con lo que puedo ponerme en marcha de nuevo. Y lo haría hacia la costa Este de Sicilia.

20180825_192559-COLLAGE

Esplendida ruta a vela

Esta seria una singladura larga, 80 millas, que gracias a unas optimas condiciones de viento y mar, son una delicia de rápida navegación exclusivamente a vela, obteniendo una media de casi siete nudos en las algo mas de once horas de tránsito. Por la tarde, aun con buena luz, quedaría fondeado en el concurrido fondeadero de Taormina. Además de ser un lugar de extraordinaria belleza, es de los pocos lugares de fondeo con alguna protección frente a los habituales vientos del noroeste de esta zona del Jónico, todo lo cual me viene muy bien, porque de nuevo he de hacer un forzado parón de cuatro días en espera de que pase una nueva borrasca, otra mas…

Screenshot_20180820-192204A medida que avanza la ruta, va quedando claro que el meteo adverso será el protagonista único de la travesía. Los Avviso di Burrasca del servicio meteorológico italiano se suceden unos a otros sin dar apenas horas de respiro. No es nada extraño, es un conocido fenómeno producido por el enfriamiento de la atmosfera al final del verano, cuando la temperatura del agua aun es muy alta. Esto produce una enorme inestabilidad atmosférica. Así que toca relajarse y disfrutar… Y el lugar es el idóneo. Taormina es uno de los puntos turísticos clave en toda Sicilia. El pueblo original, arriba en la falda de la montaña, es muy bonito y agradable, en particular el aun activo teatro griego, al mismo filo de la montaña. Abajo, la población de Giardini-Naxos ofrece un larguísimo paseo marítimo con todo lo que un nucleo turístico puede ofrecernos, buenas playas, restaurantes, comercios, etc…

IMG_20180829_095728

Fondeado en Taormina

20191212_173332-COLLAGE

Corriente en contra y a favor.

El 29 de agosto me pongo de nuevo en marcha, con una nuevo claro momentáneo, poniendo rumbo norte hacia el Estrecho de Messina. Este tránsito ha de hacerse, imperativamente, en las ventanas horarias que ofrecen las mareas. La corriente en el Estrecho es de extraordinaria intensidad, por lo que para un velero, y su escasa potencia de motor, resulta del todo imposible hacerlo a contracorriente. Aun así, haciendo la ruta de sur a norte, no hay escapatoria a los efectos de la corriente. Para gozar de la corriente a favor en pleno estrecho, hay que iniciar el tránsito con horas de antelación, cuando aun en la entrada sur del Estrecho la corriente va en contra, hacia el sur… Son varias horas en las que apenas se avanza a 3 nudos, con maquina de 5,5. Pero tras dos horas de penurias… la corriente cambia y se navega a los 9,3 mostrados en la imagen adjunta, llegándose por momentos a los 11…!!! todo ello rodeado de fantasmagóricos remolinos en la superficie que bien parecen disponerse a engullirnos… Por la tarde de ese día 29 fondeo en Milazzo, en la costa norte siciliana.

IMG_20180830_185942

Fondeado en la isla Volcano

Desde Milazzo, el dia 30 de agosto, me desviaría ligeramente para recalar en las islas Eoilicas, conjunto de islas de origen volcánico en la costa norte de Sicilia. Es un buen lugar para remolonear tres días y dedicarme a la dolce far niente

IMG_20180902_064155

Saliendo de Volcano

 

El dia 2 de septiembre, después de tres días de subida al activo volcán Volcano, paseos, pastas, y baños de lodo “milagroso”, retomo la ruta con un precioso amanecer como inicio. Ahora ya sí parece que el tiempo se estabiliza y tendré un buen numero de días estables por la proa. Me dirijo de nuevo a la costa norte de Sicilia, a Cefalú, lugar también de gran belleza, como la gran mayoría de lo que nos podemos encontrar en Sicilia.

IMG_20180903_083754~2

Cefalú

20191212_173359-COLLAGEEl 3 de septiembre continúo y a medio día atraco en Palermo, en una de las varias concesiones existentes en el dique de ese puerto junto a la gasolinera, no sin antes regatear debidamente el importe del atraque, cosa conveniente en Italia en general y obligada en Sicilia. Y como hoy ya me despido de esta isla, no quiero hacerlo sin visitar una de mis trattorias de referencia en la capital de Sicilia. Decir que adoro la pasta italiana a estas alturas se torna una obviedad… Un buen paseo por sus caoticas plazas y callejas me sirve como despedida, temporal, ya que es uno de los lugares a los que ineludiblemente volveré una y otra vez, sencillamente, me fascina…

El día 4 bien temprano salgo ya en demanda la isla de Cerdeña. Serán apenas 32 horas para las 200 millas de ruta, que dan un promedio de unos 6 nudos que no está mal. La llegada a Cerdeña, el día 5 a medio día, la hago a su extremo sureste, a la Reserva Natural del Capo Carbonara, fondeadero de extraordinaria belleza y habitual en mis rutas.

IMG_20180906_122956

Fondeado en Capo Carbonara, Cerdeña.

 

img_20180906_202142.jpg

Spritz…!!!

Continúo el día 6, bordeando ahora la costa sur de Cerdeña, hasta su capital Cagliari. No tiene el encanto de las ciudades siciliana, pero siempre me agrada regresar. La ciudad tiene un ambiente agradable, y ésta plazuela frente a la catedral es uno de sus muchos rincones donde pararse a dejar la tarde pasar… Y como donde fueres haz lo que vieres… me tomo el bebedizo de unánime moda entre los locales, el Spritz, coctel a base de vino blanco Proseco, licor Aperol y soda. Sabe a jarabe para la tos, pero bueno, todo sea por mimetizarse con el entorno…

El día 7 sigo hacia el oeste, llegando a fondear a otro lugar emblemático de la costa sur de Cerdeña. Es el fondeadero de Porto Malfatano. La imagen habla por si misma…

 

IMG_20180908_085043~2

Porto Malfatano

Y ya el 8 completo el costeo del sur de la isla, llegando a Carloforte, en la islita de San Pietro, extremo del suroeste de Cerdeña. Es mi lugar habitual tanto de llegada como de salida hacia Baleares. Un pueblo pequeño, pero muy agradable, donde pasar unos días en espera de un meteo adecuado para el salto a Mallorca.

Y es aquí donde nuevamente coincido con los amigos Harald y Belén, de Barcelona, e igualmente procedentes de Grecia en ruta de regreso. Y como hoy toca despedirse de Italia… pues otra de pasta…! Como no, en nuestra ya conocida y espectacular pizzería Eos. Comido lo cual, completado con unos digestivos Amaros, toca despedirse, hasta pronto…

20191212_173212-COLLAGE~2

Polizón a bordo…!

El dia 10 inicio el transito hasta Mallorca, con un parte meteo inicialmente favorable, pero que a mitad de camino se tornó mas que impertinente… Los vientos portantes, casi de popa, que la primera mitad me llevaron cómodamente a buena velocidad, fueron subiendo de tono, hasta unos 42 nudos reales, 36 de viento aparente, con una mar ya mas que crecida. La primera consecuencia de ello es la inoperancia del piloto automático, cosa que tratándose de navegación en solitario, es un contratiempo notable, ya que no hay posibilidad de soltar la rueda ni un instante. Este barco, por su tamaño, puede afrontar olas de popa, con mar de viento, de hasta dos metros y poco con soltura. Pero si ya pasan de tres, la cosa se complica bastante, puesto que no es difícil que una ola rompiente alcance el barco con el consiguiente peligro que eso conlleva. Afortunadamente, las peores horas fueron de 11.00 a 17.00 del segundo día, por lo que al menos, con luz diurna es mas fácil capear esas condiciones. Al atardecer, el viento amainó bastante, volviendo la mar a unas dimensiones aceptables hasta la llegada a Porto Colom, Mallorca, de madrugada del día 12. La parte positiva de la “fiesta” fue que un polizón, un pequeño calamar fue depositado en la cubierta por una de las muchas olas que la barrieron. Para que su sacrificio no fuese en vano, le concedí el mayor honor que se le puede rendir a un calamar: comérmelo a la plancha…!

Porto Colom

Atracado en Porto Colom

IMG_20180912_080102

Ensaimada mallorquina

Porto Colom es igualmente mi puerta de entrada y salida de España en estos viajes. Es un lugar de referencia, que me gusta mucho por conservar su ambiente tranquilo, diría “sesentero”, a diferencia de otros puertos cercanos en la misma isla. Hay poco que hacer o donde ir, pero quizás ahí radique su encanto…

El horno de panadería cerca del puerto es sin duda un aliciente mas para recalar aquí…

IMG_20180915_114010

Mi viejo compañero…

Ya a 13 de septiembre, el cansancio va haciendo mella y voy acelerando el ritmo. Desde Mallorca hago una única singladura hasta Cartagena, en 40 horas y condiciones favorables. Esta milenaria ciudad, es para mi parada obligada en mis rutas. Allí pasé unos años inolvidables, de juventud e ilusión, que nunca he dejado atrás, al menos del todo. Cuatro días de descanso, amigos, paseos, recuerdos…

Desde Cartagena, el día 18 inicio la parte final del regreso, costeando la costa sur española hasta Málaga, con paradas solo en Agua Amarga, Adra y Caleta de Vélez.

IMG_20180918_182154

Fondeo en Agua Amarga

Finalmente, el dia 21 de septiembre, llego a Malaga, finalizando esta aventura, la ultima, que comenzó allá por el 28 de abril pasado. Han sido unas 5,500 millas las navegadas, acompañado por veinte de vosotros a lo largo de ocho semanas, con las restantes 11 semanas en solitario. Como habeis podido seguir en estas páginas, hemos visitado puertos y fondeaderos en Baleares, Cerdeña, Sicilia, Malta, un largo recorrido de este a oeste en Grecia, mas todo lo mencionado, en sentido inverso… Una gran temporada para poner broche final a años de rutas. Aquí quedan esto relatos y miles de fotos como recuerdo de tantas y tan intensas experiencias vividas a bordo de los Corfú II y III.

Ya solo quedaba afrontar la singladura final, la de su venta y entrega a su nuevo armador pocas semanas después. Pero esa ya es otra historia que no merece ser contada…

IMG_20181027_100029

Ultima imagen del Corfú III, listo para su venta.

Hasta siempre, nos vemos en el Corfú…

 

 

Older Posts »

Categorías