Posteado por: Rafa Corfú | 11 abril, 2019

Parte VI: Grecia, islas Esporadas – 1

Parte VI: Grecia, islas Esporadas 1

IMG_20180630_105616

Agios Konstantinos

El 30 de junio me encuentro en ruta hacia las Esporadas a través del largo canal que forma le isla Evia y el continente. Recalo brevemente en el puerto de Agios Konstantinos para recoger a mis siguientes tripulantes, mis amigas Débora, Adela y Ana. Este puerto carece de interés, mas allá de estar conectado vía bus con el aeropuerto de Atenas y con ferry con las islas Esporadas. Recogida la tripu y aprovisionada la despensa en un super bien surtido, partimos, aun bordeando la enorme isla Evia. Esa tarde llegaríamos a Orei, en la costa norte de esa isla.

IMG_20180630_204150~2

La nueva tripulación en Orei

Un pueblito nada turístico, pero muy agradable, con una buena playita junto al puerto y unas cuantas buenas tabernas, que mas se puede pedir…!!!  El 1 de junio salimos hacia Skiathos, ya en las Esporadas, destino final de este viaje, islas de las que me prendé en aquel inolvidable viaje del 2010 y que este año rememoro en cada puerto, en cada fondeo, todo me llevará a aquellos días felices.

Empezamos a descubrir fondeos increíbles, calas remotas donde apetecería quedarse para siempre…

IMG_20180703_091629

Fondeo en Panormos

El 2 lo pasamos por la costa oeste de la cercana isla Skopelos, mi preferida sin duda. Este conjunto de islas están muy próximas unas a otras, lo que hace fácil y cómoda la navegación diaria. Además proporcionan una excelente protección de los vientos del norte, “Meltemis”, que pudieran soplar, aunque la zona del Egeo mas afectada por estos vientos es algo mas al Este de estas islas. La noche la pasamos en la tranquila ensenada de Panormos, donde “ordenadamente” fondean un buen numero de cruceristas y charters. Abajo, fondeo diurno en Hovolos.

Screenshot_20180703-143004~2

Fotograma de “Mamma Mia”

El 3 seguimos “vagando” por la costa suroeste de la isla Skopelos. Fondeamos en Amarandos, sin lugar a duda mi fondeo preferido. Se me quedó grabado en aquella película “Mamma Mia”, que con su musica de ABBA tantas sensaciones nos ha aportado en estos años en Grecia. Rodada en estos parajes, todos los fondeos y puertos que visitamos son los escenarios de tan simpática peli. Este aun lo veremos alguna vez mas en las próximas semanas… Lo siento, es mi debilidad…

Esa noche atracamos en el cercano Agnondas. Es una cala con un pequeño muelle, apenas 3 tabernas y cuatro casas. Una de estas tabernas, a la orilla de la playa, bajo un enorme árbol es otro de mis lugares habituales. Grandes momentos se han vivido bajo ese enorme ramaje…!!!

Seguimos bordeando esta isla y el 4 nos dirigimos a Skopelos, la “capital” de la isla del mismo nombre. A pesar de su notable presencia turística el pueblo aun conserva mucho de su autenticidad.

El paseo por sus empinadas calles se hace agradable y tranquilo. Solo el paseo, frontal al puerto, se ve invadido por los turistas, las cafeterías, tiendas de souvenirs y demás elementos del parque temático turístico…

IMG_20180705_013452

La tripu en “La Costa”

En Skopelos hay un lugar de referencia en mis repetidas visitas desde 2010: El Club La Costa, bar de música y copas de  gran renombre en la localidad. El propietario y peculiar Dj, Lope, es todo un personaje y alma de la fiesta, con su fuego y motosierra. Buen sitio para pasar un buen rato después de una buena cena en alguna de las muchas tabernas del lugar.

IMG_20180705_174054~2

Stafilos

Continuamos, ya el día 5 de julio, disfrutando de la isla Skopelos, esta vez en la parte sureste, las calas de Stafilos. Buenos fondeos a salvo de los vientos del norte. A primera hora de la tarde ya atracamos en el puerto de Loutraki, en la costa oeste de la isla. Es un puerto copado por las “Flotillas” de chárter y hay que estar pronto para encontrar atraque. El pueblito junto al puerto tiene poco interés, a excepción de la taberna Flisvos, magnifico lugar para cenar junto al agua. Mas interesante resulta la subida por un bonito sendero, ladera arriba, hasta Glossa, el pueblo que domina toda la costa. En las siguientes fotos puede apreciarse la  taberna Flisvos en Loutraki y arriba el pueblo de Glossa. La cena no necesita explicación…!!! Volveremos en semanas posteriores…

IMG_20180706_131138

Fondeo en Agios Ioannis

El día 6 lo dedicamos a visitar dos lugares emblemáticos de estas islas. En primer lugar, volvemos a la costa norte de Skopelos, a visitar la famosa capilla de la peli Mamma Mia, dedicada a San Juan, Agios Ioannis. Para esta visita se requiere un día de calma total, por estar el fondeadero expuesto al norte. Y este era el día… La visita merece la pena, no solo por la curiosidad de ser escenario de la peli.

El otro lugar de interés nos lleva al norte de la isla de Skopelos, a Kastro. Un fortaleza, o sus restos, en la cima de un peñón, con una espectacular vista sobre una bonita cala en la que fondeamos.

IMG_20180702_114551

Fondeo en Skiathos

Después de este intenso día, acabamos fondeando en Skiathos, ultima escala de esta ruta. Es la capital de estas islas, la única que tiene aeropuerto, desde donde volaran de vuelta a casa mis tripulantes. Es un lugar muy turístico, quizás en exceso para mi gusto, pero que siempre hace agradable la visita. Hay tiendas, infinidad de tabernas encantadoras, animadísimas terrazas y una, mas animada aun, zona de locales nocturnos al borde del agua, ideales para dejar pasar la noche… El 7 de julio desembarcan mis tripulantes, encantadas, después de haber pasado una semana llena de buenos ratos a bordo y en tierra. Lo define bien el que ha sido el “lema” de esta semana, aquí hemos estado, como dice la canción… “felices los cuatro”…!!!

La siguiente semana toca recomponernos, el barco y yo… Mantenimiento, logística… Ya llegamos a la mitad del viaje de este año y viene bien un descanso…  Para ello me desplazo fuera de las islas, al cercano puerto de Orei, ya visitado la semana anterior. Tengo una semana hasta la llegada de los próximos visitantes y este lugar es el ideal. Buenas tabernas, playa al lado, rutas para caminatas…

La logística de un viaje así es importante para mantener la calidad de vida a bordo… Otro aspecto curioso son las amistades que se hacen el los puertos, especialmente cuando estoy solo, lo que me facilita abrirme al entorno, en lugar de centrarme en mis acompañantes. En un viaje así de largo hay tiempo para todo…!!! En esta ocasión una barbacoa en el muelle me ha permitido conocer a una simpática pareja italiana, Sarah y Roberto, además de otros navegantes británicos, holandeses, suecos… Unos días de descanso, muy muy oportunos…

Para el 14 de julio, tras esta semana, vuelvo a la ruta, pero eso ya es del siguiente capitulo…!!!

Continuará…

Anuncios
Posteado por: Rafa Corfú | 3 abril, 2019

Parte V: Grecia, islas del Egeo

Parte V: Grecia, islas del Egeo, 15 al 30 de junio.

IMG-20180615-WA0023

Taberna en Hermioni

En Poros iniciamos una ruta a través del Egeo y varias de sus islas. EL 15 salimos rumbo sur a Hermioni, en la costa del Peloponeso. Un buen día de navegación a vela, ya que disfrutamos de un moderado viento del Este, que en empopada nos lleva hasta las proximidades del puerto. Hermioni es otro de mis preferidos de la zona, un puerto tranquilo, con un agradable paseo y buena oferta de tabernas y locales donde echar unas copillas de postre. Se está jugando el mundial y no falta el televisor en cada taberna.
El 16 continuamos costeando hacia el Golfo Argólico, a la isla Spetses, el puerto mas popular de esta zona de Grecia. Es un tradicional lugar de veraneo de la alta sociedad griega. Sin embargo no hay atraques disponibles. Los pocos que hay los copan las embarcaciones de excursiones locales, por lo que los visitantes hemos de fondear en la dársena, de peculiar forma a unos metros de la costa por limitación de calado y desembarcando con la embarcación auxiliar.

El pueblo tiene mucho ambiente de veraneo, buenas tabernas, tiendas bonitas con diseños muy elaborados, terrazas animadas, etc. Nuestra llegada por la mañana coincide con una vistosa regata de veleros clásicos, los mismos que vemos atracados por la tarde, barcos históricos, algunos de ellos de renombre internacional.

IMG_20180616_230800

Si no te dejan dormir…

Cuando llegamos y escogí el punto de fondeo, fijando la popa a lo que parecía una taberna en desuso, no me podía imaginar la sorpresa que nos llevamos al volver a bordo, después de cenar. Lo que era en apariencia un apartado local con muelle abandonado, se había convertido en la abarrotada terraza de una discoteca, con la pista allí mismo a apenas 15 metros del barco. A media noche ya estaba animada la cosa… pero nada en comparación con la que había montada a las 3 a.m. con el “despacito” incluido… Estábamos frente al “after” de la isla…!!! La foto muestra la solución…

IMG-20180617-WA0014

Magnífica navegación

El 17 salimos para una larga singladura, dejando atrás la costa del Peloponeso, hacia la isla Milos, la mas destacada de la zona occidental del Egeo. Las condiciones son optimas para la vela y cubrimos las 70 millas en doce horas de plácida navegación. Llegamos a 21:00, ya de noche cerrada, pero el puerto está en una amplia bahía y no hay dificultades para la maniobra de fondeo y atraque.

IMG-20180618-WA0005

Milos

Milos representa bastante el tipo de islas del sur del Egeo. Pueblitos blancos y acogedores, acusando ya cierto exceso de explotación turística. Aun así conservan bastante de su genuina personalidad tan típicamente griega.

El 18 de junio lo dedicamos a bordear la isla Milos por el sur-oeste. Saliendo a media mañana, fondeamos en la cueva de Sykia.

Por la tarde fondeamos en los acantilados de Kleftiko, una zona de pequeñas calas, cuevas y pasadizos de gran belleza, donde pasamos la noche fondeados.

IMG-20180618-WA0022

Fondeo en Kleftiko

De la isla Milos nos dirigimos, el día 19, hacia la de Ios. Nuevamente disfrutamos de otro día de esplendidas condiciones para la navegación a vela, gracias a un viento norte, de entre 15 y 20 nudos, que permite al Corfú III mostrar la plenitud de su carácter rutero.

IMG_20180620_102305

Ios

Ios se le conoce por, a pesar de ser una pequeña isla, albergar mas de 300 iglesias. Es un pueblito blanco aparentemente muy original, pero a poco que se le pasee se percibe la total invasión turística que lo desnaturaliza bastante. Aun así, recuerda cierta belleza de lo que debieron ser lugares encantadores  hace unas décadas…

IMG_20180621_093043

Naxos

La siguiente etapa será a la isla Naxos, el día 20 de junio, donde ya empezamos a sufrir la saturación de estas islas. Aun llegando a media tarde, el pequeño puerto está lleno y solo conseguimos abarloarnos, en tercera fila, a otros barcos. Afortunadamente este tipo de arreglos son habituales en estas aguas, hoy por ti, mañana por mi…

Es un lugar muy turístico, en la línea de las islas de la zona, si bien, aquí el desarrollo se limita mas al paseo frente el puerto. El casco antiguo, en la ladera dominando el puerto con su correspondiente fortaleza, se conserva bastante original, aun con numerosas tabernas, tiendas y demás. En resumen, a pesar de su desarrollo, conserva un notable encanto a la vez que tranquilidad.

Prácticamente todas las islas tienen una muy buena conexión marítima con el continente y sería aquí donde desembarcarían Ale y Cesar, en ferry hacia Atenas. Llevábamos años intentando este embarque, deseos que finalmente se han cumplido, superando las expectativas, unos días fantásticos y divertidos a través de los cuales pudimos confirmar las sospechas. Esta vida pide otra…!!!

El día 21, ya en solitario, continuo ruta hacia la isla Mykonos, el paradigma de la isla griega “turística”. No la conocía, ni lo pretendía. No me atraen los lugares mas tópicos y desarrollados, al menos como destino intencionado. Pero este año, el viento me ha traído por esta zona del Egeo y me decido a echar un vistazo… Y a ello vamos. La fachada marítima de Mykonos es atractiva, toda la construcción es tradicional y bien conservada, así se aprecia a la llegada:

IMG_20180621_142426~2

La marina “completa”…

A mi llegada, a medio día, me encuentro el puerto prácticamente vacío, pero para mi sorpresa, me indican que están “completos”. Aquí funcionan las cosas de otra manera, no del modo habitual en Grecia, primero que llega, atraca… Aquí hay reservas y sus chanchullos correspondientes. Aun así, consigo hacerme con un sitio, en el muelle exterior, que me permite la visita con tranquilidad. El puerto está alejado del pueblo y hay un autobús de fácil conexión. Y llegado al pueblo, la impresión es impactante: esto es un parque temático. Poco o nada genuino y autentico queda en este lugar, que ya a estas alturas de junio está abarrotado.

Sin duda, debió ser un paraíso, pero lo que queda mas se me asemeja al infierno. Mi conclusión es clara: lugar para no repetir. Hay mil sitios idílicos y auténticos en Grecia para perder el tiempo aquí. Por lo que, visto lo visto, continuo mi ruta.

El 22 de junio sigo hacia el norte, hacia la cercana isla de Andros, al protegido puerto de Gavrio. Resulta impactante el contraste entre dos islas separadas apenas unas millas. Solo dos barcos coincidimos, en un pueblo apenas tocado por el turismo. No había gran cosa, pero al menos tranquilidad completa.

PANO_20180622_193635

Gavrio

Los siguientes días los dedicaré a dirigirme hacia las Islas Esporadas, mi destino final de este año, y mi lugar preferido de las islas griegas. Mi idea inicial era hacer el tránsito hacia el norte por las Islas del Dodecaneso, las anexas a la costa turca. Pero las previsiones meteorológicas me lo desaconsejan, vienen días duros, y esa zona está mucho mas expuesta que el largo canal entre la isla de Evia y el continente, que sería la ruta empleada finalmente. Con esa premisa, el día 23 de junio me traslado al puerto de Marmari, en la citada isla Evia.

De nuevo un lugar nada alterado por el turismo. Un pueblito, con el paseo junto al puerto, unas cuantas buenas tabernas, y solo un muelle compartido por los pesqueros locales y los pocos transeúntes que pasamos por aquí. Pero en esta ocasión, debido al mal tiempo que se avecina, el pequeño muelle se verá desbordado. A mi llegada, solo hay un barco y encuentro buen sitio de costado al muelle. Pero a lo largo de la tarde van llegando mas barcos buscando refugio seguro, por lo que esta vez me toca a mi recibir barcos “abarloados” o lo que es lo mismo, atracados a mi costado. Durante los tres días de parada forzosa llegaríamos a estar ocho barcos, en el espacio de tres. Son días que cambia la rutina a bordo, hay mas tiempo para otras cosas mas de tierra, pasear, playa… En esos largos paseos por los pueblos griegos es habitual encontrar las mil y una capillas, y unas pequeñitas ,muy curiosas, en las cunetas de los caminos. Contienen unos iconos y unas velas. Muestran la gran religiosidad del pueblo griego.

Ya el 26 y una vez pasado el temporal, que fue duro, puedo continuar ruta hacia el norte, a través  del mencionado canal que forman la isla Evia y el continente. Son aguas totalmente protegidas, que con una agradable brisa del este proporcionan un agradable día a vela, para llegar por la tarde a Kalkhis. En esta ciudad es donde isla y continente casi se unen, con solo un estrecho canal de separación. La única unión, además del reciente puente de la autopista,  es un puente retráctil que solo se abre una vez al día, por la noche, y en momento del repunte de la marea, que genera fortísimas corrientes en el canal que lo hacen intransitable todo el día.

Aquí nuevamente tengo otra parada forzosa de un par de días. La borrasca no acaba de pasar de largo y son días de lluvias intensas que mejor se pasan en puerto. Pero esos días de parón tienen otros alicientes. En el parón anterior en Marmari conocí a una simpática pareja, Michelle y Carolina, francés de origen español y venezolana. De nuevo los vuelvo a tener abarloados a mi costado ante la saturación del muelle. A la reunión se unen Javier y Joan, tripulantes españoles de un espectacular velero atracado a mi popa. Un arroz es la mejor y mas divertida forma de pasar el tiempo sin duda.

 

IMG_20180626_121049~2a

En ruta

El 28 ya aclara el tiempo y prosigo al norte en compañía de los nuevos amigos, haciendo dos noches fondeados en la cala Amirou, junto a la isla Atalante, para ya el 30 despedirnos y dirigirme hacia el puerto de Agios Konstantinos donde recibo a mis siguientes tripulantes. Pero eso ya será otra historia…

Continuará,,,

Posteado por: Rafa Corfú | 1 abril, 2019

Parte IV: Grecia, del Jónico al Egeo

Parte IV: Del Jónico al Egeo, por el Canal de Corinto. 1 al 14 de junio.

IMG_20180603_195513

Llegada a Grecia

El 1 de junio llega el momento de afrontar las 340 millas que separan Malta de la isla griega Zákinthos. El tránsito, dos días y medio, se desarrolla sin novedad reseñable, con un suave viento del W-NW la mitad del trayecto. Zákinthos es mi punto de entrada favorito a Grecia. Allí me esperan un grupo local de buenos amigos, encabezados por Lazos Tsaftaridis, Panagiotis, Alexandros, etc. Con Lazos mantengo una buena amistad desde el 2010 que coincidimos en un fondeo y quedó prendado con el viejo Corfú II; desde entonces al costado de su “Ex-Animo” siempre encuentra el Corfú atraque. Él me ayuda con el farragoso trámite de obtener el DEKPA, autorización para la navegación en aguas griegas, que siempre existió pero no se exigía, cosa que ha cambiado recientemente.

El 7 de junio, y tras cuatro días entre esta buena gente, continúo ruta hacia la ciudad de Patras, en la entrada del Golfo de Corinto, donde atraco en la tarde del mismo día.

IMG_20180607_200320

Muelle comercial de Patras

El puerto deportivo local resultó muy dañado en un temporal hace unos años y no se ha reparado. El atraque disponible es en una zona del muelle comercial en condiciones bastante precarias, en especial con el frecuente fuerte viento de la zona, por lo que no es una escala recomendable. Pero en este caso la ocasión lo merece. Allí me reuniré, y embarcará, con mi amigo Koke Contreras. Como jugador veterano, portero, de la Selección Española de Futbol viene a Patras a jugar un partido contra la Selección Griega de veteranos. Su invitación a acompañar a la expedición nacional es todo un regalo, la oportunidad de pasar un simpático día en compañía de viejas glorias del futbol español. El hotel de concentración, el bus al estadio, el túnel de vestuarios, el partido en el banquillo… un día completo con todo el equipo, empezando por el míster, Lopez Ufarte, o con jugadores que lo fueron todo en la selección como el propio Koke, Alfonso, Iván Campo o Salva Ballesta. Toda una curiosa e interesante experiencia.

IMG_20180610_113552

Puente de Rio

El día 10, y después de tres días en Patras, mi nuevo tripulante, Koke, y yo salimos para adentrarnos en el Golfo de Corinto, hacia el cercano puerto de Navpaktos, mas conocido por nosotros como Lepanto. Pasamos bajo el enorme puente de Rio, que une ambas orillas del Golfo. Lepanto es parada obligada en esta ruta. El pequeño puerto, incrustado en una fortaleza medieval, testigo de mil batallas, tiene un encanto indescriptible. Miguel de Cervantes, el “Manco de Lepanto” tiene aquí gran protagonismo, monumento incluido.

El espacio disponible es mínimo, apenas para 4 barcos y con espacio mas que limitado para maniobrar y largar la maniobra de fondeo. Quizás por esa razón siempre encuentro sitio, son muchos los barcos que se asoman y al ver lo limitado del espacio continúan a otros puertos cercanos. Pero sin duda merece la pena, es un lugar que visito repetidamente desde 2010 y lo disfruto cada vez mas.

PANO_20180610_133231

El Corfú III en Lepanto, Navpaktos

EL 11 de junio hacemos una etapa larga para acercarnos al Canal de Corinto. Ya anochecidos atracamos en Kiato. Es un puerto sin interés alguno, por lo que siempre tiene espacio disponible, y cuyo interés radica en su proximidad al Canal, necesario para afrontar el cruce con tiempo, a lo que nos disponemos en la mañana del 12.

El Canal de Corinto es una impresionante obra que data de 1893, aunque la idea original y varios intentos de acometerla venía desde el Imperio Romano, ya que evita las mas de 300 millas que supone bordear la península del Peloponeso. Son cinco millas las que separan el Jónico del Egeo y los 151€ del peaje de paso bien merecen la pena.

IMG_20180613_093414

Korfos

Ya en el Egeo, atracamos en el pueblito de Korfos, al fondo de un profundo puerto natural. En estas fechas, 12 de junio aun está la temporada tranquila y encontramos atraque en el pantalán público. Más adelante ya es mas difícil, aunque hay varias tabernas que ofrecen atracar a sus muelles, en los que te ofrecen gratis atraque, luz y agua, con la sola expectativa, que no compromiso, que cenes en su taberna. Ese amable ofrecimiento no es infrecuente en Grecia.

Screenshot_20180613-111945~2

Imagen de Google

El día siguiente, el 13, navegamos hacia el sur por esta costa del Este del Peloponeso. En las proximidades de Epidavros fondeamos para visitar unas ruinas sumergidas, en apenas 3 a 5 metros de fondo, por lo que son muy fáciles de curiosear buceando. Son incluso visibles en las imagines de satélite de Google Earth. Impresionante ver unos restos que llevan cientos de años ahí sumergidos y muestran muros, tinajas, pavimentos, etc…

Por la tarde llegamos a Poros, el puerto mas concurrido de esta zona del Egeo, el Golfo Sarónico. Aquí recibiremos refuerzos, dos tripulantes se incorporan en este puerto.

Mas bien es relevo, ya que Koke desembarca aquí y es relevado por Alejandro y Cesar, no sin antes echar juntos unos buenos ratos los cuatro, en las dos noches que pasamos en Poros.

Continuará con nuestra ruta por el Egeo…

Older Posts »

Categorías