Posteado por: Rafa Corfú | 2 octubre, 2018

Parte X: Grecia, Jónico, rumbo a Kerkyra

IMG_20180807_161148

Fondeos jónicos…

Esta última parte de la ruta griega se inicia en Killiny, extremo noroeste de la península del Peloponeso. Se nos presenta en nuestro horizonte lo que denomino el “Mar Jónico interior”. A saber, el mar cerrado que protegen las islas de Levkada, Cephalonia y Zákinthos. Es una zona de navegación normalmente muy amable, aunque no siempre…, con vientos térmicos agradables y noches de calma. La protección de las islas le asegura una mar tranquila, con plácidos fondeos al no existir el incómodo mar de fondo en ningún caso. En resumen, un paraíso para la navegación y el disfrute, a lo que nos disponemos…

IMG_20180807_154311

Cueva Azul, Zakinthos

Continúan a bordo, desde Aegina en el Egeo, Miguel, Isa, Alberto y Rosa. El día 7 de agosto dejamos Killiny para dirigirnos al norte de la isla Zákinthos, a la Cueva Azul, un conjunto de preciosas cuevitas y pasadizos de gran belleza y fácilmente visitables con la auxiliar. De ahí saltaríamos hacia el norte, a la vecina isla Cephalonia, de las mas destacadas del Jónico y a la que dedicaremos bastante atención, como podréis comprobar… Esa noche atracaríamos en Poros, al sureste de la isla.

IMG_20180808_103037

Poros, Cephalonia

IMG_20180808_122434.jpg

Koutsupia, Cephalonia

El día 8 bordeamos Cephalonia hacia el norte, donde hacemos parada obligada, la cala Koutsupia. Sin acceso por tierra, rodeada de un denso bosque de pinos, sus aguas son difícilmente descriptibles en palabras… Pero hemos de continuar unas millas mas, hasta Sami, puerto con conexión de ferry al continente, y donde nos embarca Virginia, que ya me acompañará hasta Kerkyra. Completa ya la tripulación, el día concluiría en la cercana isla Ithaka, el pequeño puerto de Kioni. El puertito es bien bonito, por lo que es un lugar muy concurrido por charters y flotillas. Como cabía esperar, al llegar está abarrotado, pero conseguimos abarloar a otro velero, cosa bastante habitual en estas aguas…

Abarloados en Kioni, Ithaka.

Abarloados en Kioni, Ithaka.

 

IMG_20180808_221802

Tripulación completa en Kioni, Ithaka.

El dia 8 nos movemos hacia el noreste de este mar Jónico interior. La primera parada del dia será en la isla Atokos. Isla deshabitada, con una pequeña capilla por única construcción, y con un único fondeadero en su cara de levante. A pesar de estar bastante concurrida, estamos en pleno agosto, el lugar merece la pena.

Fondeo en Atokos.

Fondeo en Atokos

Antiguo molino de aceite

Después de una breve excursioncilla por la isla y unos baños en las aguas mas cristalinas que he visto nunca, seguimos hacia el norte, a la isla Kalamos, pequeña isla de apenas 500 habitantes. Fondeamos para visitar Porto Leone, un pueblo abandonado tras ser destruido por el gran terremoto de 1953. Aun pueden verse, entre olivos milenarios, las ruinas del pueblo, que empieza a ser reconstruido poco a poco.

Atraque al estilo Kalamos…

Y de aquí nos dirigimos al puerto de Kalamos. Aquí el amigo George, propietario de la única taberna del puerto, ejerce de espontaneo “práctico” del atestado puerto. El se encarga, desde su bote, de organizar el atraque de mas de 50 barcos, donde a simple vista nadie diría que entran mas de 15…. Se dice que ha llegado a meter a 90 barcos… En esta ocasión nos acomoda en un rincón, de popa a un pesquerito local… estilo Kalamos…!!!

Esta isla para mi es uno de mis rincones favoritos de toda la Grecia que conozco, que no es poca… Y si puedo destacar uno de sus parajes, es la playa de Agrapidia. Se llega en un agradable paseo, entre olivos. Solo hay unas cuantas casas de pescadores y una tabernilla a la orilla del agua, donde tomar una Mythos helada después del paseo y un baño. Nada mas. Y su magia a la puesta de sol….

IMG_20180809_205544

Agrapidia, un placer para los sentidos…

Y ya anochecido y de vuelta al puerto, la cena, a la orilla del agua, en la Taberna de George es difícilmente igualable…

Cena en la Taberna de George

El dia 10, seguimos en ruta, ya navegando hacia el sur, que a está tripulación se le acaba su tiempo y toca desembarcar. Pero mientras sigue la rutina a bordo, hay tiempo para todo… Ejercicios, relax al sol, cocina comunitaria… Todo ayuda al disfrute de unos momentos inolvidables.  

En el puerto de Sami, isla Cephalonia, atracamos al atardecer, como cada tarde… Hoy toca despedida, mis buenos amigos han de regresar a Málaga. No será sin antes una gran cena, seguida de unos ouzos digestivos.

Toca despedirse…!!!

El dia 11 nos trasladamos hacia Zakynthos, donde embarcará la siguiente tripulación. En ruta, hacemos una parada en el extremo sur de la isla Cephalonia, en la espectacular y solitaria playa Mounda.

Playa de Mounda, Cephalonia

Nueva tripulación…!!!

Y ya el dia 12, en Zákinthos, mi amiga Luz y Pablo completarían, junto a Virginia, la siguiente tripulación para esta ultima etapa en aguas griegas. Si hay un punto característico de esta isla es la cala del Naufragio, en su costa noroeste. Emblemático lugar, sin acceso por tierra, y solo visitable a primera hora de la mañana, antes de que las hordas de turistas abarroten la pequeña cala.

El Corfú III en la cala del Naufragio, Zakinthos.

Argostoli, Cephalonia

La ruta hacia el norte nos llevaria los dias 12 a atracar en Ag. Nikolaos, isla Zakinthos, y el 13 en Argostoli, isla Cephalonia. Era la primera vez que recalaba aqui y me sorprendió gratamente.

El dia 14 cumpliríamos una visita obligada navegando esta zona, Fiskhardo, en el norte de la misma isla Cephalonia. Es el puerto mas turístico, y por tanto demandado, de la zona. Pero tengo un rinconcito al que no se atreven a meterse los muchos chárter que saturan el lugar, por lo que las varias veces que he venido aquí siempre me lo he encontrado libre. A pesar de todo la visita merece la pena, un lugar muy agradable, repleto de tabernas, tiendas y muchísima gente. No es mi línea… pero para un día, vale…

Fondeo en Fiskhardo

Fondeo…???

Canal de Levkas.

Lo apacible de mi rinconcito contrasta con la marabunta del “fondeo en linea” de los barcos vecinos…

El día 15, siguiendo hacia el norte cruzamos el canal de Levkas, canal artificial que separa la isla de Levkas del continente. El barco-puente solo se abre en limitadas ocasiones a lo largo del día, por lo que se van formando curiosas caravanas de barcos que se apresuran a cruzar una vez abierto.

Y para concluir el día entramos en el animado puerto de Preveza, en su muelle municipal. El tiempo se ha complicado y unas buenas tormentas nos retienen algo mas en este puerto.

Llueve… pues a pasar el tiempo…!!!

El 16 continuamos ya en mar abierto, fondeando ya anocheciendo en Parga, pueblo muy concurrido por turismo griego. El fondeadero está algo retirado del pueblo como para desembarcar en la auxiliar, pero ese inconveniente se suple con el servicio de un barquito tradicional que hace servicio de ferry de ida y vuelta por 5€. Lo increíble es como el buen hombre memoriza la ubicación de todos los barcos fondeados. Al regresar, en la oscuridad de la noche, entre 20 o 30 veleros fondeados, no duda en llevar a cada cual a su barco… alucinante…!!!

Parga

Y ya el 17 de agosto alcanzo el esperado momento de llegar a Corfú, o lo que es lo mismo, Kerkyra. Todos estos meses de ruta no tienen sentido sin cubrir esta meta. Solo entonces puedo permitirme dar por cumplido mi objetivo, aunque no será hasta el día siguiente cuando vea culminado mi deseo.

Fortaleza y puerto de Mandraki, Corfú

Una vez mas es el puertito de Mandraki en la misma capital de Corfú el elegido para mi escala. Al pie de la fortaleza veneciana es sencillamente espectacular. Ademas, el harbour master, el amigo Andreas, siempre encuentra un sitio para el Corfú, ventajas de jugar en “casa”…!!!

El 18 de agosto desembarca la tripulación, pero aun disponemos de todo el día por apurar. Salimos por la mañana para pasar el día costeando la isla Corfú, en su cara este. Me aguarda allí un rincón muy especial, donde ahora sí, culmina este viaje. Solo por ese baño, en esas aguas cálidas y cristalinas, solo por sentirme un poquito mas cerca, solo por creer por un rato que el tiempo se detuvo. Solo por eso, necesitaba volver a ti, Kerkyra

Bañito rodeado de Kerkyra.

Ahora ya si, es momento de iniciar el regreso en este viaje final del Corfú.

 

 

Posteado por: Rafa Corfú | 1 octubre, 2018

Parte IX: Grecia, golfo de Corinto.

Puente movil de Kalkhis

Continuando con el relato de esa última campaña del Corfú III, nos quedamos en Kalkhis, dispuesto a pasar, ya en solitario, el curioso puente móvil, que me permita continuar ruta hacia el Jónico. Este puente une la isla de Evia con la Grecia continental. Solo lo abren una vez al dia, normalmente pasada la medianoche, en el repunte de la marea, cuando la fortísima corriente que se genera en ese estrecho se calma por un breve espacio de tiempo. La noche del 30 de julio asi sucede, y a medianoche se abre el puente para pasar la caravana de barcos que en ambos sentidos se forma. A la mañana siguiente y tras pasar la noche en los muelles del sur de Kalkhis, continuo ruta.

Templo de Poseidón, Cabo Sounion

Vista de dioses…

Fondeo en Cabo Sounion

En la tarde del 31 de julio fondeo en la resguardada cala dominada por el Templo de Poseidón, en el cabo Sounion. De las varias veces que había transitado esta zona nunca me había detenido a cumplir la obligada visita. Pero la espera se vio recompensada en una visita al atardecer, con una espectacular puesta de sol, desde un enclave privilegiado, que si de escoger sitio se trataba, los dioses se lucían como tales…

Miguel, Isa, Rosa y Alberto

Estrenando agosto, el dia 1 atraco en la isla Aegina, la mas próxima al sur de Atenas, lugar idoneo por su facil comunicacion para esperar un par de dias a mi próxima tripulación. Cada una de mis tripulaciones es única y querida. Pero tener a Miguel a bordo es tener a mi mejor y mas antiguo amigo, desde muy niños, es revalidar porqué hace 35 años quise que apadrinase a mi hija Estela, es disfrutar de quien quiero en nuestras diferencias y admiraciones. Es, un placer. El resto del grupo no hace mas que engrandecer todo lo anterior. Mi gente, sin mas.

Miguel, amigo y compadre, todo.

El dia 3 embarcan y hemos de salir pitando hacia el Canal de Corinto. El tiempo en ese rincón del Egeo norte empeorará rapidamente y nos atraparia en puerto varios dias. Como no hay mal que por bien no venga, este adelanto nos permitirá disfrutar de mas tiempo en la zona final de la ruta, sin duda de mas interes.

El cruce del Canal de Corinto es una experiencia de las mas curiosas que a nivel de navegacion he disfrutado. Es un obrón de mas de un siglo ya (1893) que con sus apenas cinco millas conecta los mares Egeo y Jónico, evitando asi un larguisimo rodeo a toda la peninsula del Peloponeso. Los 150€ que cuesta el peaje de tránsito quedan mas que justificados.

Canal de Corinto

Después del paso del Canal, en el ultimo convoy del día, nos encontramos con una mar un tanto impertinente, no muy mala, pero si incomoda por agitada y atravesada. Buen estreno para la tripulación que se comportó como la mas de las experimentadas que hayan pasado por el Corfú. Llegamos ya bien anochecido a Kiato, puerto sin mas interés que su proximidad al Canal y servir de fin de etapa. De Kiato, ya el día 4 de agosto, llegaríamos a través de Golfo de Corinto a Galaxidhi, bonito pueblo en la orilla norte del Golfo.

Galaxidhi

El 5 de agosto cumplimos una de los hitos importantes de las rutas del Corfú. Una vez mas, recalamos en Lepanto, Navpaktos en la actualidad. Solo plantarse ante su bocana amurallada ya impone. De aquella legendaria Batalla de Lepanto (1571) han pasado casi 450 años, pero esas murallas siguen en pie y no es difícil evocar aquellos días en los que nuestros marinos se batían el cobre con el turco… Y en esas… vamos y entramos con el Corfú…

Llegada a Lepanto

 

Lepanto, Navpaktos

Estatua de Cervantes

El puertecito, además de cuatro pesqueritos y lanchitas locales, apenas puede albergar 4 veleros de mediano porte visitantes, y eso estrechándose… Afortunadamente, el sitio es tan pequeño, poco calado y de escasas posibilidades de maniobra, que muchos son los que se asoman, ven, y continúan ruta. Ya son bastantes las veces que lo visité en plena temporada y nunca me quedé sin sitio. En sitio predominante del puerto, se encuentra nuestro D. Miguel de Cervantes, el Manco de Lepanto, al que como no podía ser de otra forma rendimos visita, mera cortesía… de Miguel a Miguel… de escritor a escritor…

El 6 de agosto hacemos ruta de Navpaktos a Killiny, ya el extremo del extenso Golfo de Corinto, pasando bajo el enorme puente de Rio, moderna unión entre la península del Peloponeso y la Grecia continental.

Puente de Rio

Ouzo…!!!

Killiny, al igual de Kiato, en el otro extremo del Golfo de Corinto, tienen poco interes en sí, pero facilitan el tránsito por ese extenso Golfo y sin muchas opciones de planificar escalas cómodas. Aunque como en cada rincón de Grecia, siempre hay buenas tabernas y donde tomarse un buen Ouzo y brindar por la amistad.

Y con este brindis, acabamos esta Parte IX, quedandonos, espero, con ganas de la Parte X que nos llevará hasta la ansiada Kerkyra…!!!

 

Posteado por: Rafa Corfú | 30 septiembre, 2018

Parte VIII: Grecia, despedida de Esporadas.

Despedida de las islas Esporadas

IMG_20180723_113911

Nueva tripu…!

El 21 de julio, estando en Skiathos, comienzo esta última ruta, que me despedirá de estas queridas islas, iniciando el largo tránsito hacia el Jónico. Pero para eso aun quedan muchas millas por disfrutar, tal y como os relato a continuación…

Esta vez será en compañía de un único tripulante: mi primo Angel, de Madrid, primo-hermano, aunque mas hermano que primo… Esta semana evocará aquellas tantas vacaciones que de niños compartimos. Aquellos hermanos, su padre y mi madre, nos transmitieron su inmenso y divertido cariño, que nosotros mantenemos tan vivo como a ellos les gustaría presenciar.

IMG_20180721_223043

Taberna Alexandros

Esta semana ya he de despedirme de estos lugares y estando en Skiathos, como no empezar por mi taberna preferida. Esta placita me cautivó la primera vez que callejeando la descubrí, lejos del bullicio de la primera fila del puerto. Me resulta asombroso recordar ahora con la cantidad de gente querida que he pasado por esta taberna, todas ellas reflejadas en estas paginas, aunque algunas ya muy atrás…

El 22 cruzamos a la cercana y querida Skopelos. Aquí continuamos con los rituales. La subida a Glossa tiene su recompensa en un cervezón de medio litro, helado, en una terraza con impresionantes vistas.

IMG_20180725_214126

Cena en Flisvos

Pero si de despedirse se trata, la visita a Loutraki no se completa hasta difrutar de una cena en la taberna Flisvos, en su terraza sobre el agua y atendidos por aquella encantadora familia. La calidez del trato que recibimos como visitantes en Grecia cuesta expresarla con palabras. Especialmente desde una sociedad que se aleja de la sencillez y cordialidad que un día tuvimos y que estas personas aun rebosan. No es una sensación anecdótica u ocasional. Es cotidiano sentir la cercanía de personas desconocidas y que con toda probabilidad nunca vuelvas a encontrarte. Y en esta familia lo he vuelto a comprobar. Si hace un par de semanas ya se alegraron al reconocerme después de 9 años…! de aquellas visitas del 2010, esta noche me lo han demostrado de forma mas palpable: Tras la cena, postres y copitas, Gianni, el propietario, me sorprende, “hoy no hay cuenta, yo invito, y venga otra ronda para celebrarlo”. He sido cliente durante años de sitios donde jamás han pasado de ofrecerte una segunda copa, ni contando con el interés de mantener una clientela habitual. Gestos así, de personas que saben pueden volver a verte, o no, si son cautivadores. Cierto que en este caso, pueden estar seguros que volveré…

El dia 23 rodeamos la isla Skopelos, rumbo a su “capital” del mismo nombre. Por el camino por el norte de la isla paramos en la ya conocida en semanas anteriores iglesia Agios Ioannis, ya sabéis la de “Mamma Mia”. También es lugar destacado, como habréis podido comprobar…, y merece última visita. Esta vez os muestro la vista del barco fondeado desde arriba del peñón. De las aguas, que os voy a decir…

Skopelos ya lo he definido las semanas precedentes como mi preferida, tanto la isla como el pueblo. Por tanto, aquí estamos de nuevo, a disfrutar sus tranquilas y cuidadas callejas…

IMG_20180723_235205

Club La Costa, Skopelos

Y a echar un ratillo en La Costa, como no puede ser de otra manera… Tambien aqui quedan grandes momentos, que ese espejo ha visto y nosotros vivido…

El 24 de julio vamos a cambiar de aires, de isla para ser mas precisos. Por primera vez este año iremos a la tercera de las islas Esporadas, Alonissos. Es mas pequeña y menos desarrollada que Skiathos y Skopelos, aunque también tiene su encanto.

PANO_20180725_101121

Patitiri, isla Alonissos

El pueblo, Patitiri es pequeño y tiene limitado interés, mas allá de algunas tabernas y un par de bares frente al puerto. El puerto, tal como se aprecia en la foto, tiene esa forma poliédrica tan curiosa, que causa unos “simpáticos” cruces de cadenas de fondeo que a menudo amenizan los primeros momentos del día, cuando los barcos dicen de salir… Afortunadamente, este año no nos hemos visto involucrados en uno de esos líos, por ahora…

El 25 de julio, aun en esta isla, nos aguarda uno de mis fondeos mas emblemáticos, uno de esos que permanecen para siempre entre los FONDEOS, así con mayúscula…

PANO_20180725_142626

Palaria, isla Alonissos

IMG_20180703_194106

Atracados en Agnonda

Cabe hoy recordar la imagen similar, pero de aquel veterano Corfú II, allí mismo en 2010.

Y después de echar el día en tan singular paraje volvemos a la vecina isla Skopelos, al puertito de Agnonda, donde nos espera la taberna de Giannis, bajo aquel enorme árbol a la orilla de la playa. Poco antes de llegar, al pasar por el sitio, mi SITIO, Amarandos, me he llevado la fatal sorpresa de ver que se ha quemado buena parte de lo que la semana pasada era mi paraíso preferido de toda Grecia. Según pudimos saber después, unos campistas y el uso imprudente de un camping-gas prendieron fuego a este incomparable rincón.

PANO_20180725_183935

Incendio en Amarandos.

Afortunadamente, los daños no parecen muy severos, afectando mayormente al ramaje del os arboles mas que al tronco en sí. Cabe la esperanza que la naturaleza haga, una vez mas, su trabajo y se regenere en poco tiempo.

Y ya el 26 de julio toca despedirse de estas islas. Quedan en mi corazón para siempre. Son tantas y tan intensas las vivencias que dejo atrás en estas islas que no puedo mas que llevarme la certeza de que volveré a rememorarlas, una vez mas, un día…

IMG_20180720_203305

Hasta siempre Esporadas…

Ya en ruta hacia el sur, bordeando la isla de Evia, tocaríamos Orei y Skala Atalanti, antes de atracar en Kalkhis, capital de Evia y desde donde desembarcaría Angel, después de haber vivido unos días inolvidables.

IMG_20180728_223348

Conchas finas…!

Pero no hay merecida despedida sin una buena cena, y la casualidad quiere que sea una cena de lo mas “malagueño”. Nunca, en ningún lugar del mediterráneo que he visitado, y no son pocos, había encontrado las, hasta ahora, exclusivamente malagueñas “conchas finas”. Y mas aun, servidas tal cual, crudas, para tomar con limón, sal y pimienta. En algún sitio las había visto maltratar a la plancha, cocidas… Pero “como dios manda”, nunca…

IMG_20180728_225751

Morralla…!

Y como la sorpresa no podía ser única, las conchas las acompañamos, además de la obligada Mythos helada, de una plato de fritura, lo que en Málaga se llamaba “morralla”, que no es mas que un catalogo de pececitos inmaduros, crías de todas las especies de pelágicos que caen en las redes minúsculas. Y digo se “llamaba”, porque hace muchos años que desapareció, esa pesca se prohibió debido a la destrucción de las reservas pesqueras que supone. Dicho lo cual, visto que aquí no andan nada preocupados con la conservación de las especies, pudimos disfrutar de tan exquisito bocado, evocador de aquellas raciones en el “Palo” malagueño… Y ahora si, ha llegado el momento de continuar en solitario, aunque solo por unos días…

Continuará…

 

Older Posts »

Categorías