Posteado por: Rafa "Corfú" | 8 marzo, 2021

Asi es el Corfú IV

   El Corfú IV es un Beneteau Oceanis 390. Construido en Francia en 1991. Como características principales tiene, una eslora de 11,60 mts. 3,90 de manga y un calado de 1,65 mts. El desplazamiento alcanza los 8.600 kgs. 

El aparejo es del tipo Sloop, a tope de palo, con velas mayor y génova, ambos enrollables. Además cuenta con un aparejo volante para un tormentín. Toda la maniobra de vela está reenviada a la bañera, siendo su manejo asequible para un tripulante en solitario.

Siendo este aspecto de carácter vital para la seguridad en la navegación a vela, ésta fue la primera parte de la extensa remodelación del barco. Se desarboló el palo y cambió totalmente toda la jarcia fija, o lo que es lo mismo, todos los cables de acero que sustentan el palo. Buena parte de la jarcia de labor, cabullería, igualmente se cambió. El enrollador de la vela de proa, genova, también lo cambié por uno seminuevo de mejores prestaciones. El sistema de enrollado de la vela mayor también fue sustituido por otro hecho a medida, mejorando este sistema notablemente. Aprovechando la oportunidad de tener el palo abajo, cambié las distintas luces y cableados, así como la antena de la emisora de radio. Para toda esta “operación palo” he contado con la dirección técnica de mi buen amigo y profesional Piti Estébanez, quien ya dirigió idéntica operación en el Corfú III.

De la propulsión se encarga un motor Mitsubishi-Vetus de 52 cv, que le proporcionan una velocidad de crucero de 6,8 nudos a un muy bajo régimen del 55% de rpm. De ello es en parte responsable una hélice tripala MaxProp. Y para completar la propulsión, cuenta con una potente hélice de proa, que apoya enormemente la maniobrabilidad en puerto.

Los 170 lts de gasoil que almacena le proporcionan una notable autonomía, gracias al reducido consumo. A este deposito le he instalado una tapa de registro y un sistema de visualización física del nivel de combustible, además de nuevas conducciones y prefiltro. El motor referido no es el original del barco, y si fruto de  una reciente motorización, encontrándomelo prácticamente nuevo.

El apartado eléctrico es el siguiente aspecto a modernizar. La instalación de 220v, para tomar suministro atracados, se ha renovado en su totalidad, incorporando un cuadro distribuidor con cuatro circuitos diferenciados, además de corte general debidamente protegido. La instalación de 12v se ha optimizado, reorganizando circuitos, pero sin gran intervención, ya que estaba aceptable.

El suministro de energía eléctrica en la mar es totalmente ilimitado y autónomo. Este sistema que he montado consta de dos placas solares que le aportaran la totalidad de la energía necesaria para operar todos los sistemas de a bordo de forma indefinida. Este capitulo es especialmente importante a bordo de un barco. Además de los dos frigoríficos, que son grandes consumidores, la “cisterna” del wc, así como la evacuación de sus residuos es a través de una potente bomba eléctrica. Como también lo es la bomba que mueve el agua de aseos, fregadero y duchas. Para la evacuación de esta última es necesaria una nueva bomba. La iluminación es toda de tipo Led, por lo que no es una gran preocupación, al igual que el potente sistema de sonido interior-exterior o las tomas usb para cargar los múltiples aparatos que normalmente portamos, teléfonos, cámaras, etc. etc.

La amplia bañera, espacio habitable a popa del barco, acoge cómodamente a seis tripulantes en ruta, hasta diez para ocasiones mas puntuales. Para disfrutar del baño, tiene una amplia plataforma de baño a popa, con escala para facilitar el acceso al agua. Dispone de ducha de agua dulce para después del baño.  Todo este espacio está protegido del sol por un amplio toldo.

La distribución interior consiste en la cocina-salón, el camarote principal a proa, dos camarotes dobles a popa, y dos aseos. De estos, uno cumplirá la única función de aseo (popa) y el otro solo la de ducha (proa). Cuenta con calentador de agua operable tanto en puerto, conectados a 220v de tierra, como en la mar, empleando el calor del motor para calentar el agua. Como se ha mencionado, dispone de dos frigoríficos, uno de nueva instalación, lo que permite la mejor gestión de las bebidas, alimentos perecederos o frutas y verduras. La cocina-horno, de gas, también se ha sustituido y mejorado el sistema de gas, para mayor seguridad.

Para el traslado a tierra desde los fondeos dispone de una embarcación neumática dotada de un motor fueraborda Yamaha 2,5cv. Este elemento se muestra practico e imprescindible en largas estancias en fondeos. 

El capitulo de la electrónica de navegación, se ha renovado totalmente, instalándose todo un completo sistema Raymarine, sobre un nuevo Navpod, con plotter de ultima generación de 9″, radar Digital, equipo de viento y piloto automático con brazo, potente y eficaz. 

Por ultimo, el tema legal. El barco navegaba bajo pabellón belga e inmediatamente inicié los tramites para su abanderamiento en España. Cosa nada fácil y bastante costosa. Pero inevitable ante el hecho de mi rechazo a navegar bajo otro pabellón que no sea el mío, el español. 

Este es el Corfú IV. Ahora solo queda disfrutarlo…!!!


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: