Jun´10: Jónico

Despues de unos dias en Corfú reponiendome del mes de transito, para el dia 18 ya estoy listo para dar avante de nuevo, y como hasta el dia 22 no tengo embarque de visitantes, decido hacerme una rutita por los alrededores. Me dirijo hacia la costa continental de Grecia frente a Corfú, junto a la frontera con Albania. Esta costa al contrario a la isla de Corfú, apenas está tocada por el turismo. navegando hacia el sur, entro en Sayadha, pequeño puertecito rodeado de 4 casas y 2 tabernas. Demasiado pequeño… Continuo hacia el sur, saltandome Igoumenitsa, con enorme trafico de ferrys y por ello muy molesto. Y por fin llego a Platarias, pequeño puerto y pueblito al fondo de una profunda bahia. Aqui si hay ya lo minimo, algunas tabernas, tiendas de comestibles y un entorno bonito por el que pasear. Justo lo que me apetece pàra unos dias de descanso despues de un mes de ruta. Tambien aprovecho para dar una manita de aceite a la madera exterior.
 
 
 
 
Y aqui me quedo hasta que he de volver a Corfú para recoger a mis primeros acompañantes. Este puesto inicial no podia ser para nadie mas que para quien desde el minuto 1 de este proyecto me dijo: “cuenta conmigo”, mis amigos Diego, y Monika. Les acompañarian nuestros tambien buenos amigos Enrique y Carmen.
El 22 me traslado a Corfú, atracando en el puerto de Mandraki, increible marco en el foso de la fortaleza vieja de la ciudad.
 
 
Por la tarde del 22 embarcan, y procedemos a aplicarnos la primera cenita, para celebrarlo!!!
 
 
El tiempo se ha estropeado, por lo que el 23 permanecemos en puerto haciendo algo de turismo por la ciudad y aprovisionando la despensa.
 
El 24 ya mejora y podemos salir rumbo sur. Despues de llevarlos a mi “lugar de origen”, la islita de Pontikonisi, nos dirigimos a la cala LAKKA en la isla PAXOS, precioso fondeadero que iba a ser de paso, pero la mar se ha picado mas de la cuenta, por lo que nos quedamos a pasar la noche fondeados.
 
 
El 25 levantamos fondeo temprano, dirigiendonos al cercano puerto de GAIOS para desayunar y dar una vuelta, tras lo cual nos dirijimos a la vecina isla ANTIPAXOS, a la cala ESMERALDA, curioso nombre que no conseguimos averiguar a que se debe…
 
 
En apenas dos horas se pone abarrotada de barcos fondeados y lo que es peor, de barcos de excursiones, que se muestran algo hostiles con los visitantes que “invadimos” su lugar de trabajo. Tras los bañitos oportunos, arrumbamos al canal de Levkas para entrar en el llamado “mar interior”, meteorologicamente mas tranquilo que el Jonico abierto. El transito por el curioso canal se desarrolla sin incidencias, aparte de un fuerte viento que nos sorprende, pero que solo es presagio de lo que vendria en los proximos meses…
 
 
Al atardecer, llegamos a Porto Spiglia, en la isla MEGANISI.
 
 
 
En la mañana del 26 de junio, despues de visitar el pueblito sobre la colina que domina la cala, salimos a “calear” por la isla Meganisi, parando a comer en la islita Thilia.
 
 
Por la tarde llegamos al extremo norte de la isla Kephalonia, puerto de Fiskhardo
 
 
 
Este puerto, si bien es extraordinariamente bonito, ya se ve en exceso manipulado para el turismo y ha perdido buena parte de su autenticidad. Aun así encontramos en segunda fila la tabernita perfecta y despues unos buenos locales de copas para aplicarnos unos refrescos espirituosos.
 
El dia 27 lo dedicamos a costear la cara este de la isla de Ithaka, entrando en varios puertecillos y fondeando en la cala Sarakiniko a comer.
 
 
Por la tarde llegamos de nuevo a la isla Kephalonia, a Poros. Puerto de ferrys y escaso interes, por lo que el dia 28 salimos bien temprano, ya que estamos frente a Zakinthos y ahi si que ahi mucho que ver.
A primera hora llegamos al norte de la isla, a la Cueva Azul, donde fondeamos y visitamos con la auxiliar las cuevas.
 
 
 
Y menos mal que hemos llegado temprano, porque para cuando hemos terminado ya empiezan a llegar los barcos de excursiones, como siempre, poco “considerados
De aqui, nos dirigimos a la costa oeste de la isla, a la famosísima cala del barco naufragado. Aqui el agua toma un color azul “artificial”. El fuerte mar de fondo nos impide desembarcar, poca perdida, pues en la playa ahi una invasión de turistas traidos por varios barcos de excursiones. A duras penas podemos llegar a divisar el infortunado barco.
 
 
 

 Continuamos costa de Zakinthos abajo, fondeando para comer y siesta en otro de los rinconcitos privados del Corfú

Y ya por la tarde del 28 llegamos al puerto de Zakinthos, amplio y comodo.

 
Y este seria el fin de etapa para mis amigos. Ha sido una semanita inolvidable, que ha dejado el liston bien dificil de superar para el resto del viaje!!!, pero se intentará…
 
 
 
Pero la ruta del Corfú solo acaba de empezar, por lo que el dia 30 salgo en dirección al Golfo de Corinto. Por la tarde entro en Mesolongion, curioso lugar, 3 millas tierra adentro, al que se accede por un canal entre marismas. El único encanto es el canal en si, bordeado de embarcaderos y casitas originalmente de pescadores, hoy de veraneo.
 
 
El mes de julio lo inicio pasando por el puente de Rion, dicen ellos que el mas largo del mundo suspendido de cables. No se si será verdad.. pero impresionante si que es.
 
 
Y por la tarde, llego a una visita obligada. Durante años Lepanto solo era una referencia historica en el himno de la Armada… Habia de entrar con mi Corfú alli. Y la verdad que bien merece la pena, Navpaktos como se llama hoy dia, es un lugar digno de visitar, por su peculiaridad, ademas de estar animadisimo dia y noche…
 
 
 
Despues de pasar dos dias aqui, me desplazo solo una millas por la ruta prevista. He de parar en la isla de Trizonia, reiteradamente recomendada por mi amigo Alfonso. Le haré caso, ya que tiene cierta propensión a dar indicaciones acertadas…
 
 
 
Y he de decir que estaba en lo cierto, el sitio es un remanso de paz, sin trafico rodado, un pueblito y unas cuantas tabernas al borde del agua. Ese silencio solo se vió alterado por tremendo tormentón que descargó al atardecer.
 
El 4 de julio vuelvo a salir para una etapa corta, pues las ruinas del oraculo de Delfos me esperan. El puerto mas cercano es ITEA. Pueblito sin interes alguno, pero comunicado con el historico lugar
 
 
 
Y tras la tórrida visita… (julio, de 3 a 8 en la ladera de una montaña… casi no lo cuento…)
me dirijo a cruzar el Canal de Corinto.
 
 
Impresionante obra, especialmente por lo que imprsionan este tipo, por la epoca y los medios con los que se hicieron. 120€ de peaje, que no están mal, teniendo en cuenta el tiempo y gasoil que se ahorra al no rodear el Peloponeso. Y ya estoy en el Egeo!!!, pero eso ya va a la siguiente pagina.
TODAS LAS FOTOS ESTAN EN EL MENU DERECHO, “ASI NOS FUE EN EL CORFU II”
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: