Posteado por: Rafa Corfú | 21 junio, 2010

Y el sueño se hizo realidad…

Y el sueño se hizo realidad… El Corfú ha llegado por fin allá donde el sueño nació, de forma imprecisa, sin una derrota definida a lo largo de tantos años.

Después de un mes de navegación a través de buena parte del Mediterráneo, tocando Baleares, Cerdeña, Túnez, Malta, Sicilia y sur de Italia, el día 13 estaba en la isla de Corfú. Fue intenso, encontrarme de nuevo ante esa acantilada costa del norte de la isla, la misma que en aquellos años ya lejanos. Fondear en Sidhari donde buenos ratos pasé.

Después, la primera escala griega, Kassiopi, pequeño puertecito en el norte de la isla, muestra de lo que nos espera en los próximos meses, esas recogidas, pintorescas dársenas, bordeadas de tabernas, acogedores restaurantes, bares para esos guiris que llegamos en barco.

Pero el momento, el encuentro, no llegaría hasta algo mas tarde, el 15 de Junio. Después de pasar otra noche en la Marina Gouvia, moderno puerto que bien podría ser Grecia como España como cualquier otro sitio, llegamos a la capital, Corfú, pasando antes por su costa sur, donde se encuentra el “epicentro” del proyecto “Corfú”. La ermita de Pontikonisi, escena típica de postales y calendarios. No se trataba de llegar a Grecia. Ni siquiera a Corfú… Había de entrar en esa “postal”. Había de fondear en sus inmediaciones. Solo así me sentí parte del paisaje. Solo así el Corfú refrendó su carta de naturaleza. Siento mostrarme incapaz de describir el momento. El intenso palpitar apenas me dejaba mantener la percepción de la realidad de lo que estaba sucediendo. Bien podía ser una repetición del sueño. Pero no… cuando llegué a lo alto de la colina… allí abajo estaba… la bahía, la ermita en su islita, la isla Mouse Island de fondo… Y el Corfú!!! Entonces fui consciente… había llegado!!! Emoción… satisfacción… Durante años, los que ahora me leéis me preguntasteis… porqué Corfú…???. Sigo sin tener una respuesta concreta… pero si sé que en cierto modo pertenecía a este lugar. No como ubicación méramente geográfica, más bien como inspiración de un sueño, una motivación, un punto en el horizonte por alcanzar.

Vivido este momento… ya entré en Corfú, la capital de la isla, Kerkyra de nombre original. Pero eso ya os lo contaré en la página correspondiente…

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: